linea tope

El Centro Universitario Monteávila es una institución de complementación educativa, abierta a estudiantes de cualquier credo religioso y condición social, que contribuye a intensificar la formación que reciben en la Universidad.

Ambiente Universitario

Ambiente

El tiempo de estadía en Monteávila ha sido para muchos la etapa más fructuosa y divertida de su vida, donde junto con las exigencias de estudio, no ha faltado, en un ambiente de libertad y responsabilidad, el buen humor y el afán de formación y de ampliar horizontes.

La convivencia con otros universitarios en un clima de confianza y compañerismo facilita la amistad entre personas de distintas procedencias geográficas, carreras de estudio y mentalidades, lo cual es un estímulo para adquirir diversas perspectivas y una visión cultural más amplia. Estas amistades surgen en las tertulias, los ratos de estudio, las fiestas y las actividades formativas, en un ambiente que fomenta la iniciativa, la responsabilidad personal y el afán de servicio.

Para facilitar el aprovechamiento de tiempo y el ambiente de estudio en Monteávila se vive un mínimo de horario, especialmente útil para fomentar los hábitos necesarios para la vida universitaria. Aunque el ambiente de estudio siempre está presente en las actividades de la Centro Universitario, no faltan momentos de diversión, de deporte y descanso. Todos los días hay un rato de tertulia que les da la oportunidad a los participantes para conversar sobre temas de actualidad o comentar las anécdotas de la jornada. Con frecuencia se invita a intervenir a profesores universitarios y a personas del mundo cultural, económico, deportivo o institucional.

El clima de ayuda entre los estudiantes es una característica de Monteávila, lo que facilita un ambiente familiar. Este aire de familia, se pone de manifiesto en los sucesos ordinarios convertidos en importantes acontecimientos: celebraciones con motivo de algún cumpleaños o alguna fecha destacada, como Navidad, San José, etc.

Durante estos años muchas personas han pasado por Monteávila participando en las actividades del Centro Cultural, lo cual ha permitido prolongar la labor formativa fuera de las aulas, dentro de un espíritu de sana y verdadera convivencia universitaria.

 

 

Servicios e Instalaciones

Centro Cultural

El Centro universitario Monteávila es una institución educativa que promueve la formación en todos los campos entre estudiantes universitarios de Caracas y del interior del país. Para estos últimos, adicionalmente, ofrece un servicio de alojamiento dentro de un clima de respeto y solidaridad. Este servicio comprende: habitación individual con baño propio, comedor, lavandería y estacionamiento.

La actual sede de Monteávila que opera desde 1974, está constituida por varios edificios en los que se dispone de:

  • Dos salas de estudio comunes
  • 24 salas de trabajo en grupo
  • Sala de coloquios y cuatro salas de visitas
  • Biblioteca
  • Dos salones de seminarios
  • Dos aulas de clase
  • Sala de dibujo para arquitectos y diseñadores
  • Cinco salas de profesores
  • Auditorio
  • Oratorio
  • Sala de acceso a Internet
  • Comedor
  • 60 habitaciones individuales
  • Sala de estar
  • Estacionamiento
  • Amplios jardines
Cubículos
Estudio

El Centro Universitario Monteávila está situado en una zona residencial de Caracas de fácil acceso y comunicación.

Al frente de Centro Universitario Monteávila hay una estación de transporte público, por donde pasan autobuses que conectan con el Metro o que van directamente al centro de la Ciudad.

 

 

Historia

Estudio

Monteávila comenzó sus actividades en el año 1958 promovida por la Asociación Venezolana de Fomento Cultural. En el año 1974 se trasladó a su actual sede, con la misma orientación de proporcionar servicios de complementación educativa y facilitar alojamiento a estudiantes que cursan sus carreras en las universidades de Caracas.

Desde sus inicios y bajo el impulso de las enseñanzas de San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, Monteávila sitúa al estudiante en un clima de preocupación intelectual y de trabajo, que le estimula en el estudio y apoya el desarrollo de su personalidad.

Durante estos años muchas personas han pasado por Monteávila participando en las actividades del Centro Cultural, lo cual ha permitido prolongar la labor formativa fuera de las aulas, dentro de un espíritu de sana y verdadera convivencia universitaria.