linea tope

¿Quién custodia a los custodios?

Rolando Seijas

En la mayoría de las constituciones de nuestra región el poder judicial es el órgano encargado de dirimir controversias entre los demás poderes y de garantizar el correcto cumplimiento de las leyes por parte de los mismos, siendo en cierta manera el garante de la separación de poderes y del sano desembolvimiento de la actividad política. Pero, ¿que está previsto en la constitución para que los jueces actuén apegados al Derecho? Sobre este tema se realizó en el Centro Universitario Monteávila un coloquio titulado ¿Quién custodia a los custodios?, dictado por el abogado Rolando Seijas, profesor de teoría política y derecho y políticas públicas de la Universidad Católica Andrés Bello y realizado el día 19 de enero del 2017.

La primera interrogante planteada por el profesor Seijas a manera de reflexión, es el porqué de la necesidad de controles en las instituciones del Estado. Esto sería producto de que preferimos establecer límites claros a las personas encargadas de ejercer un poder, antes que enfrentarnos a posibles abusos que pudieren desequilibrar el sistema político. Este control se ha traducido dentro de diferentes constituciones, entre ellas la venezolana y la estadounidense, en otorgar a un tribunal, conformado por jueces presuntamente imparciales, el control de la constitucionalidad de las leyes y de las acciones del gobierno.

Asistentes curso

Por consiguiente, deriva una segunda pregunta: ¿debemos otorgar confianza plena a estos jueces, es decir, pleno poder frente a los demás poderes públicos, o por el contrario, mantener un sano nivel de cuestionamiento? Esta desconfianza representaría un blindaje para la sociedad, en caso de que quienes no actúen apegado a la ley sean estos jueces. No obstante, ni el sistema norteamericano, ni nuestro sistema prevée esta posibilidad; por lo que una situación tal nos ubicaría en una especie de callejon sin salida y una severa crisis institucional y democrática.

Todos los ciudadanos debemos tener en consideración esta dimensión del derecho que se nos plantea, y que dominará los debates políticos en la próxima era del constitucionalismo. La búsqueda de un sistema cada vez más perfecto de pesos y contrapesos en el control del poder es primordial en el panorama actual de Venezuela y así poder llegar finalmente a una estabilidad prolongada de nuestra historicamente volatil contitución nacional.

 

Reseña elaborada por:
Manuel Alejandro Domingo Delgado (CUM 2016)